jueves , enero 18 2018

¿Por qué no tienes que estar sentado más de 15 minutos en el inodoro? Las razones te van a sorprenderán…

Tenemos muchas costumbres en el día a día. Nos levantamos de la cama, desayunamos, vamos al colegio o al trabajo, tomamos el almuerzo, vamos al gimnasio, vemos la tele… Me he olvidado de algo, ¿verdad? Sí, piensa un poco, ya lo tienes… Correcto, uno de nuestros mayores hábitos es ir al baño. Ya sea para orinar o para hacer caca, la visita diaria al baño está obligada. Esta costumbre milenaria nos acompañará mientras vivamos.

PUBLICIDAD

Ir al baño a hacer nuestras necesidades es algo que hacemos a diario. Es un hábito que nos han enseñado nuestros padres desde que éramos pequeños, y ha quedado grabado en nuestras mentes. Sin embargo, es posible que tengas algún problema a la hora de ir. Muchas personas los comentan a diario en foros y redes sociales buscando expertos que compartan su sabiduría con ellos.

Resultado de imagen para mujeres en el baño

En este artículo aprenderás que estar sentado mucho tiempo en el inodoro no es nada sano, sino todo lo contrario. Además otras costumbres que sueles adoptar también pueden perjudicarte. ¿Quieres saber qué haces mal y cómo solucionarlo? 

Sabemos que en la actualidad nos gusta pasar mucho tiempo sentados en el retrete. Durante ese tiempo a la vez que hacemos nuestras necesidades leemos el periódico o comprobamos las últimas noticias en Facebook. ¿Eres consciente del hecho de que puede crear una disrupción innecesaria en el proceso de defecar? El hecho de que tu cama solamente debería ser usada para dormir e intimar con tu pareja se aplica al baño; el retrete sólo debe usarse para hacer nuestras necesidades.

Deja tu teléfono encima de la mesa antes de ir al baño. Defecar no debería ser un proceso largo; deberías intentar que el tiempo que transcurre sea de 10 a 15 minutos. Esto lo recomienda Gregory Thorkelson, doctor en nutrición de la universidad de Pittsburgh. De hecho, solamente deberías ir al baño si tienes una urgencia. Si no tienes ganas y vas,podrías estresarte intentando hacerlo.

Después de todo, quien no se siente fresco después de defecar? Tener el estómago hinchado es un dolor real para muchos, puedo entender la situación de la gente que se enfrenta a este tipo de cosas. ¿Sabías que el estrés innecesario puede dar lugar al desarrollo de hemorroides? Estas incómodas apariciones son protusiones de sangre que crecen en la región anal, que pueden inflamarse y causar un gran dolor. ¿Piensas que esto es malo? Pues aún hay más…

¿Qué sabes sobre la marea peristal? Es un proceso progresivo de contracciones que hace que tu cuerpo pueda transportar la comida hacia tu intestino, lo que hace que tengas ganas de ir al baño. Una vez que el bolo alimenticio llega a tu recto, tienes la urgencia de ir. En caso de que no vayas existe un proceso llamado peristalsis reversa, el que esa comida digerida vuelve a tu colon. Esto puede hacer que el proceso sea después mucho más doloroso.

Nuestro médico el Dr. Thorkelson añade que el colon suele liberar los fluidos presentes en el bolo alimenticio, lo que puede dar lugar, a lo que es peor: el estreñimiento. Mientras que la comida digerida sea más dura y seca, más difícil será que pase por la cavidad anal. Cada día millones de personas sufren esto sin saber que cambiando una serie de hábitos podrían solucionarlo.

Si la deposición es irrompible y dura, que logre salir al exterior es bastante problemático. Así que si el impulso se va, levántate del retrete y espera que se genere la siguiente presión; tienes que ser paciente, puede ser un par de horas. Si defecar te cuesta más de 10 a 15 minutos, tienes un problema. Las soluciones, que pueden ser útiles para todos nosotros, a continuación…

El estrés podría ser la razón de todo esto. Podría ser tan simple como una constante preocupación, que podría hacer que la peristalsis y sus movimientos decrecieran bruscamente, así como el movimiento de tus intestinos. Además, mientras estás en combate o en modo vuelo, tu cuerpo intenta poner más énfasis en comportamientos que te ayudarán a aguantar (defecar sin problemas no es uno de ellos). Además existen otras cosas importantes a tener en cuenta.

Por supuesto, pasar mucho tiempo en el inodoro es también un indicador de que podrías estar sufriendo de estreñimiento, así que asegúrate de que añades una buena cantidad de fibra en tus comidas. El Dr. Thorkelson recomienda al menos 38 gramos de fibra por día. Además puedes consultar a tu médico y preguntarle por suplementos de magnesio, que relajan los intestinos, o un laxante como Miralax.

¿Estás buscando un remedio rápido? Beber café en pequeños sorbos te ayudará en el proceso de hacer tus necesidades. Esto es debido a que lubrica los músculos envolucrados en la marea peristal. Un diario escandinavo de expertos en gastroenterología lo recomienda en gran medida. Así que, si te sientes estreñido, ¡pues a beber café!

PUBLICIDAD

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *