lunes , mayo 21 2018

Los talleres mecánicos no quieren que veas este video … ¡Pero te ahorrará muchísimo dinero ! COMPÁRTELO.

Para nadie es un secreto que el mantenimiento de un carro no es tarea fácil, por esta razón anualmente muchas personas pueden llegar a visitar un taller mecánico por lo menos tres veces ya sea para mantenimiento general o algunas refracciones que hayan surgido de manera inesperada, pero lo que muchas personas desconocen es que hay una serie de reparaciones que puedes realizar desde la comodidad de tu hogar sin gastar mucho dinero y cuyo resultado es realmente EXCELENTE, en el especial de hoy te brindaremos algunos consejos para mantener tu auto en las mejores condiciones ahorrándote mucho dinero.

En primer lugar para prolongar la vida útil de tu carro, te recomendamos hacerle un chequeo al aceite todas las semanas, o como mínimo cada dos, esto se debe a que los motores de los vehículos  funcionan a temperaturas extremadamente altas y existen algunos tipos de carros que consumen aceite de motor de una manera mucho más alta que otros, vale la pena destacar que circular en un vehículo sin una gota de aceite, no es lo más aconsejable si quieres conservarlo en buen estado, ya que con el paso del tiempo la falta de aceite dañará el motor, pudiendo llegar al punto que debas comprar uno nuevo.

Otro aspecto del cual siempre debes estar al pendiente es conocer si tu vehículo posee alguna fuga o escape, si posees un garaje  observa sí en el suelo hay algún liquido reciente, y si lo estacionas en la calle, observa dentro de lo posible si hay manchas.

Refracciones que puedes hacer desde tu hogar

Una de las reparaciones más comunes y constantes que se presentan en un vehículo son los rayones, raspaduras o arañazos,  lo que con el paso del tiempo van deteriorando la pintura de nuestro vehículo y lo hacen lucir realmente descuidado, restándole valor al mismo, por esta razón son muchas las personas que acuden a talleres de latonería y pintura para hacer estas reparaciones, las cuales pueden tener un costo muy alto.

A continuación te presentamos un vídeo donde se explica detalladamente cómo puedes hacer estas refracciones desde la comodidad de tu hogar sin gastar mucho dinero. Para aplicarla solo necesitarás lubricante multiuso (WD-40) y una toalla.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *