martes , junio 19 2018

Muy lamentable, pero esta familia perdió todo por subir esta foto a su perfil de Facebook… Te puede pasar a ti!

Muchas veces por ser personas honestas dedicadas al trabajo y sin malas intenciones pensamos que todo el mundo alrededor de nosotros es igual, es por ello que nos volvemos confiados y a la vez vulnerables, podemos por esto ser víctimas de las malas personas que se aprovechan de eso.

Pero una vez más ante un hecho delictivo las redes sociales están presentes como el aliado perfecto a la hora de cometer una fechoría y sobretodo no dejar huella alguna con la que puedan rastrear a los delincuentes.  Y es que  nosotros con la manía  de subir todo a las redes le damos todo lo que los delincuentes necesitan para hacer lo que saben.

Esta pareja de la historia cometió el error de publicar en el Facebook fotos familiares, dentro de la emoción que habían logrado hacer el negocio de su vida,  habían comprado una casa en el vecindario de sus sueños en una casa grande, bonita y con todas las comodidades que necesitan para ellos y su hermosa bebé, no le podían pedir más a la vida.

El día de  la mudanza llegó,  pero el camión que ellos habían contratado, no fue el que llegó, ellos confiados que era el de la compañía no verificaron y permitieron que los hábiles ladrones cargaran con todo en el camión y partieron a la nueva casa.  Al fin su sueño se estaba haciendo realidad.

Pero al llegar a un cruce el camión desvió su camino y nunca más volvieron a saber de ellos, pensaron que iban a recortar camino y siguieron a la nueva casa, se cansaron de esperar y al llamar a la compañía  les dieron la mala noticia, el camión todavía no había salido a realizarles la mudanza.

22

En shock se  preguntaron y entonces quienes fueron los que vinieron.  Se vieron a los ojos y en ese preciso momento llegaron a  la conclusión de que los habían robado no solo sus muebles y enseres sino también la alegría de un  nuevo hogar.

Ahora tienen su nueva casa,  pero pasara mucho tiempo para poder recuperarse y comprar todos los enseres de nuevo, lamentablemente por la cortina de la foto los ladrones pudieron ubicar la casa y así cometer la fechoría de forma fácil y sin dejar ningún rastro.  Gracias a las fotografías de Facebook esta pareja está viviendo un desagradable momento.  La moraleja de esta historia es  volver a nuestra vida anterior que solo nuestros familiares se enteren de nuestras intimidades.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *